Hoy es un día muy triste en el sector del ascensor. Tenemos que lamentar de nuevo la muerte de un compañero ascensorista.

Pedro Garrido, técnico de mantenimiento de ascensores de Jerez ha perdido la vida esta mañana mientras cumplía con su trabajo en el ascensor de un Hotel del núcleo de Costa Ballena en el municipio gaditano de Rota. Desde S-público lamentamos su perdida y acompañamos a su familia en el sentimiento.

El accidente laboral se ha producido sobre las 11:45 horas, cuando un testigo de los hechos ha alertado al centro de coordinación de que un operario estaba atrapado en la cabina de un ascensor de un complejo hotelero en la calle Carla de Orleans. Ha muerto decapitado por el ascensor que estaba manteniendo.

Hasta el lugar los servicios sanitarios de la Junta han movilizado una UVI móvil de EPES-061 y han intervenido efectivos de Bomberos del Consorcio provincial, junto con Policía Local y Cuerpo Nacional de Policía, que ha instruido diligencias para esclarecer las circunstancias del siniestro.

El técnico fallecido tenía nombres y apellidos, era Pedro Garrido, Jerezano y presidente del modesto equipo de fútbol Jerez Industrial. Pedro era una persona joven y muy apreciada por sus compañeros de trabajo y los socios del club que dirigía. Todos sus empeños estaban puestos en mantener el club de sus amores a flote en una época tan dura para el fútbol modesto como esta. El Jerez milita en estos momentos en Primera Andaluza pero que es historia viva del balompié en Jerez ya que llegó a jugar en Segunda División en la temporada 68/69.   

La notoriedad pública de la víctima ha propiciado que conozcamos la identidad del fallecido y se han desatado las reacciones condolencia sobre todo del mundo del futbol andaluz.  Clubes como el Jerez o el Cádiz ya han manifestado su pesar por la noticia.

Sin embargo el sector en el que trabajaba el fallecido vuelve a dar otra vez muestras de su poca humanidad y empatía. A estas horas, ni la Feeda ni ninguna multinacional de la elevación se ha pronunciado ni ha dado el pésame públicamente por la fatal noticia.

La Feeda a lo suyo, el autobombo y a intentar tapar cualquier accidente laboral relacionado con ellos.

La investigación de esta trágica muerte ya está en manos de Inspección de Trabajo y del Centro de Prevención de Riesgos Laborales. Esperemos que está vez sí se ponga un poco de luz sobre este asunto y sepamos que ha ocurrido. Esperemos no tener que seguir lamentando víctimas mortales en los ascensores.

Descanse en paz Pedro Garrido

Seguiremos informando

avatar
  Suscríbete  
Notificar de