¿Saben por qué el negocio de los ascensores es uno de los más rentables?

Técnicamente podríamos decir que por qué se trata de un oligopolio, ya que sus actores más destacados actúan como una mafia.


Hace unos años el modelo de negocio de los ascensores no era tan extremadamente rentable para las multinacionales, pero todo cambió cuando todo el poder se concentró en unas pocas manos y empezaron a pactar precios y a actuar como una mafia.

De hecho en China, que es el único gran mercado donde las empresas no actúan como Oligopolio, el de la elevación no es un negocio ni mucho menos tan rentable.

En China el gobierno no ejerce tanto control sobre los ascensores. Por ejemplo no obliga a la revisión periódica. Los clientes que demandan el servicio de mantenimiento tienen tres opciones: 1) subcontratarlo a las grandes corporaciones sabiendo que van a pagar bastante más, 2) subcontratarlo a empresas locales a precio bajos, o 3) hacer ellos mismos el mantenimiento.

Con esta última opción se rompe por completo la posibilidad de crear un oligopolio ya que se da al cliente la opción de elegir el mantenedor que quiera e incluso hacerlo uno mismo si se tienen las habilidades necesarias. Lo que hay en China es precisamente una competencia más fuerte que hace más libres a los clientes, aunque nos resulte extraño tratándose de un país comunista.

Sólo el 50% de las empresas que instalan el ascensor acaban llevando su mantenimiento, algo que en España llega al 90%.

¿Cómo repercute eso en el mercado? Pues en China es bastante más caro instalar un ascensor en casa que en España, pero luego el mantenimiento es mucho más barato, o incluso gratis si lo hace uno mismo.

¿Pero es barato instalar un ascensor en España? Pues la verdad es que comparado con otros mercados sí, pero es una trampa, porque una vez tienes el ascensor pasas a ser un esclavo de la multinacional que lo ha instalado.

Es el mismo mecanismo  de fidelización que hacen los vencedores de maquinillas de afeitar. Si se fijan la maquinilla es relativamente barata, pero ay amigo, cuando quieres comprar recambios te clavan la navaja. Los mismo ocurre con la consola y los videojuegos y con el lector de e-books. Solo que con el ascensor se llevan miles y miles de euros al año de nuestros bolsillos.

En España los técnicos de las multinacionales, más que técnicos, son comerciales, vienen una vez al mes a tu casa ( aunque en muchas ocasiones deberían venir cada 6 semanas) y cada vez que vienen comentan lo que ahorraríamos con un motor nuevo o lo bonito que es el panel de luces LED. Eso implica nuevas facturas y gastos recurrentes para la comunidad y eso si no les da por meter inteligencia artificial en el ascensor para emitir facturitas a la carta.

Está claro que un sistema parecido al Chino sería muy interesante para el mercado español, exceptuando el tema de que no haya revisiones oficiales, pero  sería una manera para acabar con esta dictadura de facturadores a toda costa. Bastaría con por ejemplo dar una pequeña formación al conserje o a un vecino para el mantenimiento básico del ascensor y cuando haya una avería se podría llamar al mecánico que uno desee, comparando precios y no siendo presos de la empresa que nos da servicio.

Piénsenlo un segundo. Ustedes tienen un coche que es un vehículo mucho más peligroso que un ascensor, y ustedes son los responsables de su mantenimiento, nadie les obliga a llevarlo al mecánico de la marca, sencillamente cada cierto tiempo tiene que pasar una revisión técnica oficial y si se detecta algún fallo, llevan el coche al mecánico que deseen y vuelven a pasar la revisión. Sería perfectamente posible aplicar este sistema a los ascensores, pero claro, entonces se les acabaría el chollo a los piratas del ascensor y a su lobby.  

avatar
  Suscríbete  
Notificar de