Como ustedes saben, los trabajadores de Zardoya Otis están movilizándose por toda España contra la empresa por los abusos que esta lleva cometiendo contra ellos en los últimos años, que han visto reducida su plantilla en un 31%, teniendo que cubrir la misma carga de trabajo que siempre con muchos menos efectivos, algo que se traduce en sobrecargas de trabajo, explotación y, lo que es más grave, fallos en la seguridad de los ascensores.

Pero lo grave de todo esto es que mientras Zardoya Otis le dice a los trabajadores que no puede atender sus reivindicaciones debido a la crisis, por otro lado no para de aumentar su facturación. El último pelotazo que ha pegado ha sido la adjudicación del mantenimiento centralizado de los edificios de la mayoría de delegaciones territoriales de la agencia tributaria, por un importe global de 335.000 €.

De esta manera Zardoya Otis pasa a ser la empresa conservadora de los ascensores de los edificios que la agencia tributaria pose en Andalucía, Ceuta, Melilla, Aragón, Cataluña, Asturias, Galicia, Castilla la Manca, Extremadura, Murcia, Madrid, además de los servicios centrales, ubicados en la calle Lérida de Madrid.

Según se publicó en el BOE, el contrato está dividido por regiones en nueve lotes. Todo un pelotazo para la compañía y una nueva confirmación de que las multinacionales hacen lo que les da la gana siempre. Basan su éxito en la asfixia del débil, ya sea este el trabajador al que explotan o al pequeño cliente al que tienen sometido mediante contrato. Si además pillan estos chollos por parte de la administración, el negocio ya es redondo, ¡pero ojo! Que no tienen dinero para contratar nuevos trabajadores  y mejorar la seguridad del viajero, el dinero esta mejor en la cartera de los grandes accionistas y ejecutivos.     

Resulta muy difícil de explicar que una empresa como Zardoya Otis siga sin invertir en solucionar los problemas de seguridad y sin contratar nuevos trabajadores, mientras exprime a los actuales, sobre todo teniendo en cuenta que los beneficios netos en los dos últimos años han superado los 280 millones de euros y en aumento a la vista de los últimos contratos firmados.

Recordamos que las movilizaciones de los trabajadores de Zardoya Otis siguen su curso por diferentes ciudades de la geografía española.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de