El señor don Francisco González, director de la Federación Empresarial Española de Ascensores (FEEDA), ha concedido una entrevista a la revista especializada en el sector inmobiliario Metros Cuadrados.

La verdad es que nos ha llamado la atención leer la entrevista en ese medio, ya que nosotros llevamos muchos meses solicitándole una entrevista y nunca nos la ha concedido, siendo el nuestro un medio especializado en el sector del ascensor. Pero bueno, que le vamos a hacer, quizá es que otros le hacen las preguntas que quiere contestar mientras que nosotros le preguntaríamos lo que realmente el usuario del ascensor quiere saber.

En la entrevista, donde podemos verle con una sonrisa de oreja a oreja, podemos leerle valorando la situación económica en el sector en el 2020, donde se queja de que “En el sector del mantenimiento y reparaciones, el confinamiento durante varios meses, cierres de hoteles, centros comerciales y edificios vacacionales, hizo que temporalmente, se cancelaran muchas labores de mantenimientos preventivos en ascensores de este tipo de edificios. La imposibilidad de realizar juntas de propietarios paralizó la sustitución y modernización de ascensores en viviendas lo que también repercute en los resultados de las empresas y en su capacidad productiva”.

Se lo traducimos: como durante el confinamiento se usaron menos los ascensores y se hicieron menos revisiones y demás, no se pudo llevar a cabo las típicas triquiñuelas para sacar mayor facturación a los clientes. Así que prepárense porque en los próximos meses con toda seguridad les van a llegar unas cuantas facturitas bien cargadas, para compensar lo que estas millonarias empresas dejaron de facturar el año pasado.

A la pregunta, “¿De qué manera cambiaron las perspectivas del año debido a la crisis sanitaria?”

responde: “Las empresas tuvieron que dejar a un lado los objetivos comerciales para centrarse en la seguridad de las personas, usuarios y trabajadores. El principal objetivo era asegurar al máximo la eliminación de contagios, trabajar en entornos seguros, conseguir equipos de protección y adecuar las plantillas de empleados a la reducción de la productividad”  Pues parece que fracasaron en su intento, ya que desde el inicio de la pandemia no se ha parado de hablar sobre que los ascensores han sido elementos clave en la propagación del virus. Como de costumbre, mucha palabrería y pocas acciones diligentes.

Un poco más adelante habla de una de las gallinas de los huevos de oro del sector, la instalación en edificios carentes de ascensor financiado con dinero público: González dice al respecto: “estamos confiados en que volveremos a tener posibilidades en el ámbito de la rehabilitación y la accesibilidad, ámbitos con los que estamos absolutamente concienciados y donde cómo todas las instituciones reconocen, España tiene un déficit estructural importante.” Es decir, llora la carta para que las administraciones suelten la pasta para que ningún edificio se quede sin ascensor. Lamentablemente nosotros conocemos de primera mano como las grandes multinacionales  utilizan a personas con movilidad reducida para conseguir subvenciones para la instalación de un ascensor, que sin duda necesitan, pero que una vez han recibido la pasta, la urgencia por montar el ascensor pasa un segundo término y los vecinos deben perseguir a las empresas para que terminen las obras o pongan en funcionamiento el ascensor.

Por último González, dice lo único realmente importante de toda la entrevista, lo relativo a la información privilegiada que manejan sobre el nuevo real decreto del sector, que consagrará la pleitesía del gobierno a las grandes multinacionales y condenará a los clientes a una esclavitud sin escapatoria: Sobre este tema, el director de Feeda argumenta: “La novedad ha sido que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha iniciado el proceso de información pública del Proyecto de Real Decreto por el que se aprueba la nueva Instrucción Técnica Complementaria AEAMI Ascensores del Reglamento de Elevación y Manutención, aprobado por Real Decreto 2291/1985 de Noviembre. Este proyecto recoge algunos cambios importantes para el sector, que conoceremos definitivamente tras el proceso de información pública, fases para su tramitación y posterior publicación en el BOE.”

Es decir reconoce implícitamente que la nueva ley la están redactado a su medida las grandes empresas del sector y la patronal Feeda en el más absoluto secretismo. Llegará un día en el que nos encontraremos la ley publicada en BOE y ya no podremos hacer nada. ¿A que se debe tanto oscurantismo por parte de la administración y de quienes manejan el cotarro en el sector del ascensor? No podemos dejar de pensar que estamos ante un pacto secreto que sólo beneficiará a los de siempre. Las multinacionales van a someter por contrato a los cliente y el gobierno y los altos funcionarios que están perpetrando este escándalo, mirando hacia otro lado.

Desde Spúblico aprovechamos la ocasión para solicitar de nuevo una entrevista con el Señor Francisco González  para poder dar respuesta a todas las inquietudes que hemos ido remitiéndole en diferentes cartas.

Seguiremos informando.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de