Los trabajadores de Zardoya Otis están en pie de guerra. A pesar que los números macroeconómicos del sector van viento en popa que Otis cuenta con una cartera de 250.000 ascensores sólo en España, la multinacional no ha dejado de recortar plantilla hasta el límite.  En el sector del ascensor hay un 22% menos de trabajadores que en 2008, pero es que en OTIS la reducción ha sido del 31% de la plantilla.

Si en 2008 Otis contaba con una plantilla de 4200 empleados, en la actualidad sólo son 2900, lo que conlleva, según el sindicato de elevadores, un descenso en la calidad de servicio y en la seguridad de clientes y trabajadores.

El mismo sindicato dice ser consciente del incremento del número de accidentes que ha habido recientemente en España y que sin duda achaca a la reducción de personal y la explotación de los trabajadores por parte de las grandes compañías.

El sindicato de la Elevación afirma que desde el mes de febrero del año pasado se está negociando un nuevo convenio colectivo en el que se está tratando el problema de la seguridad. Tras más de un año de negociaciones, ni una sola de las propuestas de los trabajadores ha sido aceptada por la dirección de la empresa. Esta propuestas están orientadas a mejoras salariales, creación de empleo y mejoras en el ámbito de la seguridad entre otros asuntos.

Resulta muy difícil de explicar que una empresa como Zardoya Otis siga sin invertir en solucionar los problemas de seguridad y sin contratar nuevos trabajadores, mientras exprime a los actuales, sobre todo teniendo en cuenta que los beneficios netos en los dos últimos años han superado los 280 millones de euros.

Resulta especialmente indignante para unos trabajadores que han tenido que ponerse en peligro en plena pandemia para dar servicio a sus clientes, que la empresa les ofrezca una subida salarial de 0’0%. Mientras los directivos se forran.

Por todo ello los trabajadores de Zardoya Otis han iniciado una serie de movilizaciones por toda España durante este mes.

Aunque las reclamaciones de los trabajadores vienen de lejos, ya en 2017 se movilizaron por los mismo motivos.

Seguiremos informando.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de