Hoy ponemos nuestro ojo crítica en la empresa de ascensores ORONA.

Esta multinacional española se fundó en los años sesenta en Álava, el país vasco y hoy se enorgullece de que 1 de cada 10 ascensores nuevos en Europa es de su marca y más de 250.000 elevadores en todo el mundo cuentan con tecnología Orona. Tiene más de 5000 empleados y ascensores en importantes redes de transporte como el metro de Barcelona, edificios de renombre como el Estadio Wanda Metropolitano o los Hoteles de aeropuerto del Heathrow.

Para que nos hagamos una idea el volumen de negocio que manejan, en 2018 facturaron 718 millones de euros sólo en ventas (imaginen la cantidad que alcanzan las reparaciones).

Viendo los datos fríos, podríamos decir que Orona es digna de admirar. Una empresa tecnológica española que da empleo a un montón de gente y que tiene mucha presencia internacional. Pero vayamos a lo realmente importante, algo que los datos macroeconómicas nunca muestran: la satisfacción de los clientes. Y aquí es donde llegan las malas noticias para ORONA. Nos hemos sido capaces de encontrar una sola opinión positiva o incluso neutra en la web esopiniones.com. Ni una sola. Todo son quejas por parte de los usuarios, especialmente en lo relativo al trato que reciben por parte de la empresa y a la cantidad de tiempo que los ascensores pasan parados:

Sin duda, Orona pasa a ocupar uno de los primeros puestos en cuanto a mala reputación se refiere en dura disputa con Kone ¿Cuál será la empresa de ascensores peor valorada por los clientes? Sigan atentos, seguiremos informando.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de