El colegio de administradores de Fincas de Madrid (amigos íntimos del lobby de presión de las multinacionales del ascensor FEEDA) están desde hace mucho tiempo promoviendo una campaña para presionar a los diferentes gobiernos y promover un cambio en la ley, mediante el cual se pueda obligar a las comunidades a instalar un ascensor cuando haya, entre los vecinos, una sola persona con discapacidad.

Claro, es muy loable defender que con el dinero de todos se subvencionen ascensores que faciliten la movilidad a personas que realmente están necesitadas. Pero tanto algunos administradores de Fincas, como las multinacionales, como FEEDA, camuflan su verdadero interés, que no es otro que negociar ellos los convenios y las tan deseadas comisiones.

De esta forma vemos como tanto FEEDA, como algunos Administradores de Fincas mueven los hilos usando a personas discapacitadas o con movilidad reducida, para que den la cara por ellos. En  definitiva usan a estas personas, que realmente tienen problemas de movilidad y necesitan un ascensor que no se pueden costear, para que ellos se lleven la comisión cruda. Y las grandes empresas del sector unos jugosos contratos de instalación y mantenimiento, con el que saquear las carteras de sus nuevos clientes.

Un ejemplo de esta operación de lavado de cara de los intereses de las multinacionales, FEEDA y algunos administradores, lo vemos en las recurrentes noticias que podemos ver en medios generalistas. Un ejemplo muy claro es este reportaje emitido por Telemadrid, donde se hace una descarada campaña para logar que el gobierno suelte la pasta a las grandes empresas del ascensor y algunos administradores puedan cobrar sus comisiones. Y lo hacen usando a una persona que realmente no tiene culpa de nada, es una víctima más.

Después de ver este reportaje cualquiera que tuviera un mínimo de humanidad pensaría que por supuesto, que el Estado debería obligar a la comunidades con personas dependientes a instalar un ascensor, pero hay que mirar más allá. Por supuesto que personas como Nuria tienen derecho a un ascensor y a que el Estado les ayude a conseguirlo, pero el propio estado debería fiscalizar que procedimientos se usan para la instalación del ascensor, quien se lleva el contrato y la pasta. Porque no es la primera vez que una comunidad firma un contrato con una empresa de ascensores, y cuando la multinacional se ha llevado la pasta de la subvención, la obra del ascensor entra en el limbo y si te he visto no me acuerdo.

¿Por qué tienen tanto interés algunos administradores de fincas en instalar ascensores? Está claro que Feeda y las empresas del sector están deseando meter más elevadores para aumentar su facturación ¿Pero los administradores? ¿Tan suculenta es la comisión?

Por supuesto, la mayoría de administradores de fincas son profesionales respetables que hacen su trabajo de manera impecable, pero siempre hay algunos que se encargan de manchar el nombre del colectivo.

Seguiremos informando.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de