KONE, la multinacional de ascensores, sin duda es para echarle de comer a parte. Esta empresa incumple la normativa vigente con saña, algo impensable si las normas se aplicasen como deberían, pero ¿que hace la administración? Nada. No sabemos si porque es KONE o es un problema de dejadez en general que afecta a todo el sector en España. Seguro que si fuera una pequeña empresa, la administración y el gremio la habrían crucificado públicamente. Echamos de menos un poquito de rigor con las multinacionales en general y sobre todo con la multinacional KONE.

Visto lo visto, KONE no hace mantenimiento. Alguien podría decir que eso no es cierto, que acuden cada mes y firman en el libro de revisiones. Correcto, literalmente acuden puntuales a la firma, con un despliegue de tecnología brutal para justificar la visita, pero solo eso, firmar.

Hoy sabemos que hay instalaciones en las que los teléfonos de emergencias llevan dos años sin funcionar y en otros casos sin programar y siguen llamando a la empresa anterior, ¿Cómo es posible esto? ¿si como dicen acuden cada mes? Simple, solo firman y se marchan como el corre caminos. La normativa estipula que los equipos se deben comprobar cada mes y en el caso que no funcionen se avisará al propietario para que se repare. Conocemos casos en los que una inspección detectó que el teléfono no funcionaba y le dieron los seis meses de rigor para su reparación. Pasados 10 meses precintaron el ascensor por no haber sido programado el equipo. Esto es el día a día de la empresa KONE. El desprecio más absoluto tanto de la normativa como de los clientes. Pero eso sí, para cobrar la factura de mantenimiento son los más puntuales del mundo.

¿Qué suelen hacer las empresas del sector cuando un cliente entra a formar parte de su servicio? Lo primero es ir y desenchufar el cable del teléfono de emergencias..

 ¿Qué consiguen con este comportamiento de maleantes? Dos cosas, primero que no llame a la empresa anterior, y segundo que en la inspección de cambio de conservador obligatoria salga como defecto a corregir y de esta manera poder colocar su tecnología, aplicándole un correctivo en forma de presupuesto al  indefenso cliente

Los clientes son engañados y de paso el sistema, sin lugar a dudas.

Por supuesto que las máquinas pueden padecer averías, es normal, pero para eso está el mantenimiento, para comprobar mes a mes que funcionan correctamente.

¿Esto dará seguridad al cliente que no lo timen?

¡No!.

 Ya que ningún cliente sabe como funciona el sistema, todo lo que ocurre alrededor de su ascensor está pensado para abusar de la confianza y buena fe del cliente, que, al no tener conocimientos suficientes, está sometido al libre albedrío de la empresa, hoy día y cada día mas.

Antiguamente los clientes sabían como funcionaban los ascensores y podían comprobar si las averías eran reales o no, pero eso era el pasado. Hoy el cliente no tiene manera de comprobar  los abusos que a los que está sometido por parte de las empresas del sector. Sólo saben que necesitan el ascensor y por tanto aceptan los timos con resignación y son muchos, y de muchísimo dinero. Hablamos de hasta 2.000 euros por un equipo de teléfono que cuesta 150 €, y que en la gran mayoría de casos, con tan solo programarlos se solucionaría. No hay que cambiar el teléfono. Si se cambia es única y exclusivamente para limpiar la cartera de la comunidad.  

¿Cómo puede ser que en una instalación esté dos años sin funcionar el teléfono? o dos años sin hacer la inspección de cambio de conservador. ¿Como es posible? En cambio en la facturación… puntual como un reloj.

Esta claro que la normativa vigente solo sirve para meter el miedo a los clientes y aflojar su cartera, por eso la empresa KONE se la pasa por el arco.

Sin duda es un sistema que no funciona, o que solo funciona para que las grandes empresas del sector practiquen el saqueo a sus propios clientes a placer, protegidos mediante real decreto.

¿Quién vigila al zorro? ..

El propio zorro y encima tiene la llave del gallinero..

¿Qué puedes hacer tú si ves que te están cobrando de más en la empresa que lleva el mantenimiento de tu ascensor?

Te explicamos como defender tus derechos.

Antes de cambiar de empresa, realiza una llamada de emergencia para comprobar que funciona correctamente.

Si no funciona, mira que pasa con la línea  telefónica y cuando dejó de realizar llamadas.

Si hace meses y tu empresa no te informó, pide la devolución del dinero pagado en concepto de mantenimiento, ya que no realizaron su labor.

Si hay línea pero no funciona es más complicado, pero se puede pedir una segunda opinión o una peritación a una empresa especializada. De paso se comprobará si se puede reparar antes de cambiar, esto como mínimo te permitirá no ser timado por presupuestos claramente abusivos.

Próximamente explicaremos los precios de los componentes y como comprobar si las averías son reales.

Seguiremos informando.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de