Parece que algo no funciona muy bien en el mantenimiento de los ascensores del Servicio Andaluz de Salud.

El pasado Martes 19 de enero, un ascensor cayó al vacío desde la cuarta planta del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Afortunadamente en esta ocasión no hay que lamentar víctimas mortales ya que el ascensor sólo transportaba una máquina de rayos X. La celadora que la transportaba, por algún motivo no llegó a subir al ascensor, lo que evitó una muerte segura.

En este momento se están investigando los motivos que podrían haber causado este accidente, pero lo que está claro es que Servicio Andaluz de Salud tiene un grave problema con la empresa que mantiene los ascensores Orona de sus hospitales. Y un problema gordo, no sólo porque los ascensores presenten problemas recurrentemente, por ejemplo hace dos años dos ascensores estuvieron averiados durante semanas, lo que provocó colas de más de media hora para usarlo. En un hospital, que es precisamente un edificio donde un ascensor es fundamental por razones obvias. Además el ascensor que se usa para mover los rayos X estuvo parado casi medio año.

Este suceso nos genera varias dudas ¿El ascensor caído es el de la sección de rayos X? ¿o este sigue averiado y los empleados tienen que usar otro, no apto para tal transporte, lo que ha acabado provocando el accidente?

Este asunto recuerda al triste fallecimiento de la joven Rocío Cortés, que murió decapitada por un ascensor mientras era trasladada en camilla para dar a luz a su tercer hijo en el hospital Virgen del Valme de Sevilla.   

En ese caso, aunque en un primer momento se intentó culpar al celador del accidente, finalmente archivaron su causa, ya que evidentemente, el pobre hombre era inocente. Por otra parte los informes técnicos sostienen que se trató de un fallo humano. Según el fiscal  “La única explicación posible es la práctica de un puente eléctrico o desbloqueo manual o mecánico que anuló las medidas de seguridad para impedir la puesta en marcha del ascensor con las puertas abiertas”. Para hacer esto alguien debió cortar la tensión y lo hizo sin comprobar si había personas en el ascensor. Además, sostiene la Fiscalía hay un intervalo de al menos dos minutos entre el aviso de la avería y el accidente mortal y que cuando se produjo el accidente “el encargado de mantenimiento estaba al lado de cuadro de mandos”. La Fiscalía considera que la compañía de seguros debe asumir la responsabilidad civil y de forma subsidiaria ORONA y el Servicio Andaluz de Salud.

Pero también podría ser que el técnico fuera un chivo expiatorio de la compañía Orona, que les permitiera tapar la realidad de unos ascensores guillotina.

El ascensor en cuestión (y que está instalado en muchos otros edificios públicos) se pone en marcha con puertas abiertas, y se hizo para que fueran más rápidos, dejaron la seguridad en segundo plano y fue autorizado por los organismos competentes.

Recordamos que en este caso, quien emitió el informe en el que se basa la fiscalía es  ATISAE, una empresa que tiene como cliente en sus quehaceres diarios a ORONA, la responsable del ascensor.

¿Alguien ha investigado si la fatal muerte de Rocío fue culpa del mal diseño del sistema de control de la instalación, que permite que el ascensor arranque con puertas abiertas?

El sistema del ascensor confía solo en dos seguridades hipotéticas: la señal de cierre de puertas, cuando las puertas se comienzan a mover para cerrar, la máquina manda una señal al cuadro indicando que está bien, que puede arrancar, pero eso es un peligro porque la puerta puede quedarse a medio camino y no cerrar por mil cuestiones y para el cuadro de control está todo correcto y permite que el camarín se desplace. Eso, con toda probabilidad, causó la muerte de Rocío.

¿Alguien en el departamento de Industria o en el Servicio Andaluz de Salud va a investigar que ocurrió en esta ocasión con el desplome del ascensor que llevaba la máquina de rayos X? O esperaran a que ocurra otra desgracia que se lleve por delante alguna vida humana? Y a todo esto ¿Qué piensa hacer Orona?

Seguiremos informando

avatar
  Suscríbete  
Notificar de