Que España tiene muchos problemas es más que evidente, no vamos a ponernos a repasarlos uno a uno porque no acabaríamos nunca.

Pero hay uno del que no se suele hablar tanto y es muy importante, y no, no es la nefasta gestión que el gobierno está haciendo del coronavirus, ni las delirantes ocurrencias del independentismo en Cataluña. Ni siquiera que tengamos a un comunista cuyo único objetivo es la destrucción de España como presidente del Gobierno.

El problema es la cantidad ingente de chupócteros de viven del estado, aquí podmeos meter a cantidad de Asociaciones, fundaciones, ONG y demás tinglados que viven de la teta de papá estado. Eso sin contar con los miles de funcionarios que no pegan palo al agua y a los que encima les suben el salario.

También están los políticos que viven a cuerpo de rey por hacer el indio en el congreso. Y de esos hay en todos los partidos.

Pero si alguien es de admirar en esto de echarle de jeta a la vida, si alguien es una auténtica profesional en vivir del cuento esa es Adriana Lastra. Estamos hablando de una mujer que no tiene estudios ni experiencia laboral más allá de la política, (dicen que trabajó un verano en la panadería de su hermana, pero eso habría que verlo), sin embargo gana 5.792 euros al mes por catorce pagas y otros 1.921 euros mensuales en concepto de dietas: en total 7.713 euros cada primero de mes a la buchaca. Un sueldo equiparable al de un alto ejecutivo por ir al congreso a poner malas caras.

En España hay mucha gente como Lastra, se les conoce como Ninis y si tienen suerte pueden optar  a recibir 430 euros mensuales de subsidio del Estado durante un plazo máximo de 18 meses.

Y es que Adriana Lastra fue espabilada, quizá no es muy aplicada ni esforzada, pero sabe salir adelante, por eso de muy joven se apuntó al PSOE, donde sabía que con poco esfuerzo y algunas reverencias podría trepar a lo más alto. Porque otra cosa no, pero el PSOE es el mejor montando chiringuitos para forrarse a base de vampirizar a los Españoles. Gestionar bien el país, crear empleo y hacer que las cosas funcionen, no es lo suyo, pero montando tinglados de los que cobrar son unos ases.

No se pierdan las reacciones de Lastra ante la lección que le da este joven diputado de la oposición hablando, precisamente, de todos los chupócteros anteriormente mencionados.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de