Hoy les vamos a hablar de la nueva lección que una pequeña empresa, Kony.es le ha dado a la multinacional KONE en cuanto a reparación de ascensores y sobre todo, en cuanto a trato con el cliente.

Les ponemos en situación. El ascensor de una comunidad de vecinos de la provincia de Barcelona deja de funcionar. Kone, la corporación que se encarga del mantenimiento, envía a un comercial que les remite un presupuesto de reparación de 2.400€. Según la multinacional finlandesa, el problema era de una manguera plana de 25 metros que había que sustituir.

¿2400€ esa reparación? ¿Un poco caro no? Sale a casi 100€ el metro de manguera. Al presidente de la escalera también le pareció demasiado caro, así que decidió contar con  una segunda opinión. Se puso en contacto con Mr. Ascensor que a su vez envió a una pequeña empresa de reparación y mantenimiento de ascensores: Kony.es a valorar lo que ahí había ocurrido.

Que el presupuesto de reparación estaba infladísimo no es ninguna sorpresa, pero que la avería no fuera esa, es algo a lo que no acabamos de acostumbrarnos. Y es que al parecer la cara dura de la multinacional Kone no tiene límites. Los técnicos de Kony.es descubrieron que la manguera no tenía ningún problema y que si el ascensor no estaba operativo era por un fallo en un micro de seguridad. Kony.es procedió a reparar esa pequeña avería facturando a la comunidad alrededor de 200€, es decir 120 veces menos que lo que les quería cobrar la multinacional finlandesa.

En resumen, a día de hoy el ascensor está funcionando perfectamente y la comunidad se ha ahorrado 2200€. Ahora nos queda saber que excusas dará KONE para explicar tal desproposito y qué hubiera pasado de llevar a cabo la reparación de la manguera, clavándoles esa cantidad de dinero, cuando en realidad el ascensor no hubiera vuelto a funcionar si sólo se cambiaba la manguera, si no que se tenía que reparar el micro de seguridad, algo que es muchísimo más barato. ¿Se hubieran atrevido a pasar otro presupuesto después para arreglar lo que sí estaba averiado? O sencillamente hubieran reparado el micro, verdadera causa de la avería, de paso que cambiaban la manguera llevándose una buena pasta por una reparación innecesaria? No lo sabemos, pero viniendo de KONE nada nos puede sorprender.

Quizá los señores de Kone deberían dedicar menos tiempo a llenar los ascensores de pegatinas de publicidad  y dedicar un poco más a encontrar las verdaderas causas de las averías y cobrar lo que es justo a sus clientes.

En este caso el mantenimiento del ascensor sigue corriendo a cargo de KONE, pese a que esta reparación puntual haya sido realizada por Kony.es, lo que significa que poco a poco se van rompiendo las cadenas de la esclavitud de los contratos de las grandes compañías.

Seguiremos informando.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de