El alcalde de Vigo, Abel Caballero es famoso por su obsesión en que todo el mundo hable de su ciudad, especialmente si es mediante obras faraónicas y luces, muchas luces, como es el caso de la iluminación navideña, para lo que gasta más de 800.000€ del erario público cada año.

Otro de sus ambiciosos proyecto es Vigo Vertical. Un plan para llenar la ciudad de escaleras mecánicas y ascensores en los que no escatima gastos. Hoy hemos sabido que ha abierto el concurso para la construcción de un nuevo ascensor entre las calles García Barbón y Vía Norte que costará 6 millones y estará operativo en 2023.

Aún no sabemos quien se llevará el premio de la construcción, pero sí el agraciado con el mantenimiento: Thyssenkrupp.

Hasta el momento los ascensores de Vigo Vertical han sido construidos por Enor, Schlinder y Orona. Hasta 2018 cada empresa asumía el mantenimiento de sus ascensores. Pero hace dos años la multinacional alemana se hizo con el contrato de mantenimiento de todos los ascensores de Vigo Vertical a razón de 60.000€ el año. En ese años Thyssen  tenía 20 técnicos en la provincia y sólo daban servicio de urgencia cuando alguien se quedaba atrapado, lo que provocaba que los ascensores quedaran muy a menudo fuera de servicio durante días. Pero el Ayuntamiento asegura que cuando cada empresa gestionaba sus propios ascensores las averías eran aún más frecuentes.

Esperemos que con el nuevo ascensor de 6 millones de euros no pase como con el que se instaló el año pasado en el Parque Camilo José Cela  que costó 3 millones y tuvo un sobre coste de 330000€ porque tenía unos problemas de vibración en la pasarela superior. Ojalá en esta ocasión las cosas se hagan bien desde el principio y los vigueses no tengan que estar meses esperando por un ascensor después de haber pagado tal millonada.

Si usted detecta algún problema con un ascensor, tanto en una finca privada como en un espacio público escríbanos a info@spublico.com

Seguiremos informando

avatar
  Suscríbete  
Notificar de