Más de un millón de edificios en España no tienen ascensor. Muchos de ellos son de comunidades de propietarios antiguas que en su momento se construyeron sin contar con ningún elevador para sus pisos más altos. En su mayoría se trata de viviendas construidas en los años del desarrollismo español de los 60 y 70. Los jóvenes inquilinos que entonces poblaban sus pisos se han convertido en ancianos, los pisos que antes subían a pie ahora son un problema.

Sin duda es un drama para los millones de ancianos y personas dependientes que se ven obligadas a subir y bajar alturas de hasta 8 pisos cada día varias veces.

Como es el caso de este matrimonio de Moratalaz en Madrid.

Si duda estamos ante un problema social sobre el que las administraciones públicas podría poner más de su parte, aunque realmente hay subvenciones y facilidades a la financiación para la instalación de ascensores. Pero lamentablemente la experiencia nos enseña que muchas veces las grandes corporaciones mueven sus hilos para conseguir la instalación de un ascensor en un edificio de vecinos mediante subvención y una vez tienen bajo su control a los ancianos firmantes hacen lo que les da la gana. Así que mucho ojo con quien se firman estos contratos de nueva esclavitud.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de