Últimamente se está escuchando mucho que los ascensores podrían ser grandes propagadores del coronavirus.

Desde el inicio de la pandemia se han estado tomando medidas  y protocolos y hasta se han diseñado inventos de lo más variopinto para evitar los contagios en los ascensores, pero parece que recientemente han detectado algunos casos de contagios sufridos por personas que viajaban solas en un ascensor ¿Cómo puede ser?

Según los expertos por las pequeñas gotitas que quedan en  suspensión en el aire durante unos minutos que pueden contagiar a una persona aunque viaje sola en el ascensor si el pasajero anterior era portador del virus, especialmente si este hubiera tosido o estornudado sin mascarilla durante el trayecto Suena un poco rocambolesco, pero a estas alturas no nos sorprendemos por nada.  

Sin embargo esta es una teoría que no es compartida por muchos científicos y aún no se cuentan con casos suficientes como para establecer una causalidad. No obstante algunas empresas del sector de ascensor no pierden ocasión de sacar unas perras aprovechando el miedo y la incertidumbre que la enfermedad genera en la población. Por ejemplo la empresa ZENER está promocionando unos  sofisticados sistemas de purificación del aire (cuya efectividad tampoco cuenta con aval científico), una desinfección de la botonera con rayos UV y la adaptación de la maniobra del ascensor para favorecer el uso por un único ocupante. Todo ello, por su puesto a cargo del consumidor.

Nosotros nos preguntamos. ¿Hasta que punto es necesario todo esto? ¿Pasará como con las mamparas de los restaurantes que hubo gente que se gastó una fortuna y luego no sirvieron para nada porque obligan a cerrar a todo el mundo, con mampara y sin ella? ¿Cuánto dinero van a sacar con estas medidas de dudosa eficacia?

Seguiremos informando

avatar
  Suscríbete  
Notificar de