La obsolescencia programada es uno de los males de nuestra época. Ya no arreglamos los aparatos, se estropean, los tiramos y compramos otros.

Están diseñados para que  dejen de funcionar después de un número determinado de usos.Eso afecta a todas las marcas ya que el sistema está montado así.

Consumir, tirar, consumir, tirar.

Sin embargo, haciendo una compra inteligente podemos disfrutar de nuestros electrodomésticos mucho más tiempo. Evitando en cierta medida esta trampa consumista.

Las neveras tienen una vida útil de unos 12 años de media. Si optas por una Zanussi podrás usarla durante al menos 14 años, mientras que si es Beko o Samsung difícilmente superará los 9 años de vida.

Los Lavavajillas durán unos 11 años. Si optas por un Miele lo disfrutarás hasta durante 16 año. En cambio un Beko no llegará a los 7 años de uso.

Las secadoras suelen funcionar correctamente durante 11 años, pero si inviertes una miele, podrás emplearla durante casi 18 años, mientras que si prefieres una Indesit no cumplirá los 9 años

Respecto a las lavadoras, su vida de media es de 10 años. Miele se vuelve a coronar como la más longeva con cerca de 14 años de duración y haier la de vida más corta con apenas 6 años.

Los microondas calientan correctamente durante 9 años, 13 si es un Philips y 5 si es de marca kunft

En definitiva, quizá queramos ahorrar un poco al hacer la compra, pero teniendo en cuenta que un modelo nos va a durar más del doble que el otro, quizá deberíamos plantearnos la inversión.

Por nuestro bolsillo y por el planeta.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de