5G es el nombre del nuevo sistema de tecnología móvil que sustituirá al actual 4G y que promete muchas mejoras en la velocidad de uso de internet en nuestros teléfonos móviles, ya que nos permitirá navegar y descargar datos hasta 20 veces más rápido que ahora.  Si embargo hay mucha gente que recela y se opone activamente a esta tecnología ya que creen que las microondas que usa para llegar a los dispositivos son nocivas para nuestra salud.

Estos colectivos anti 5-G sostienen que la frecuencia de esta nueva tecnología  absorbe el oxígeno allá por donde penetra, incide sobre la hemoglobina de manera perjudicial, rompe el flujo habitual de oxígeno en la sangre y produce shock respiratorio o hipoxia cerebral. Estos síntomas que presuntamente ocasiona el 5G son compatibles con los del coronavirus, con lo que cada vez más gente piensa que hay relación entre la pandemia y las nuevas ondas móviles. Básicamente argumentan que los daños provocados por el 5G en las personas se hacen pasar por coronavirus. Algunos llegan incluso a negar la evidencia de la pandemia.

Es por ello que en muchas partes del mundo, ciudadanos enfurecidos han atacado directamente las antenas de esta nueva tecnología, incendiándolas o tirándolas al suelo.

También se dice que usar móviles con 5G puede provocar cáncer, enfermedades cardiovasculares, daños neurológicos, deterioro cognitivo, trastornos del sueño, infertilidad o estrés oxidativo. 

¿Pero que hay de cierto en todo esto? Los defensores de esta teoría argumentan que en el Boletín Oficial de Estado de 13 de Junio de 2018, en un apartado relacionado con la implantación de esta nueva tecnología en el territorio nacional, se menciona:

Debido a la gran absorción del oxígeno, se reducen los requisitos de planificación de frecuencias en esta banda.

Pero en realidad en el BOE no se especifica a que hace relación, ni si afecta a las personas.

Por otra parte todos los medios oficiales, la OMS y los expertos científicos tratan de desprestigiar a los opositores al 5 G tratándolos de conspiranoicos  y argumentando que no hay evidencias científicas de que las microondas del 5 G sean perjudiciales para la salud.

¿Es el 5 G nocivo y van a poner en riesgo nuestras vidas por los intereses de las multinacionales? ¿O sencillamente es un avance tecnológico que nos facilitará la vida sin afectar a nuestra salud? La verdad no se puede saber aún, pero es bueno conocer todos los puntos de vista.

Seguiremos informando

avatar
  Suscríbete  
Notificar de