Con la pandemia vienen asociados muchos otros problemas. Uno que afecta a miles de vecinos en España y que se ha incrementado exponencialmente en los últimos meses es la okupación de casas. Especialmente se okupan segundas residencias, pero también domicilios habituales de personas que ven como no pueden vivir en sus propias casas.

La policía desaloja estas viviendas okupadas cuando les dejan, pero muchas veces la dministración muestra total despreocupación ante esta problemática. Uno de los casos más graves se dio el otro día en Barcelona, cuando un delincuente que vivía de Okupa en el centro de la ciudad amputó la mano a un ciudadano que actuó para evitar un robo.

El tema de los Okupas es una bola que cada vez se hace más grande y si alguien no toma cartas en el asunto, acabara en tragedia.

No se pierdan este video que se viralizó hace unos días donde la okupa de una casa en Canarias insta a la propietaria legítima a hablar con su abogado. ¿qué será lo próximo?

avatar
  Suscríbete  
Notificar de