El agua es algo imprescindible para el ser humano.

En Europa tenemos la suerte de tenerla a disposición abriendo el grifo. Y también embotellada

Están en todas partes,  en máquinas expendedoras, en las oficinas, en los coches de Cabify, se usan sus envases para concienciar contra el cáncer y otras causas sociales o incluso como accesorios de moda.

Hay hasta marcas de agua de lujo o diseño a precios desorbitados

A pesar de que en España la calidad del agua del grifo es en general buena, cada Español consume unos 134 litros de agua embotellada al año. Siendo el cuarto país de Europa en su consumo.

Por ejemplo muchos restaurantes no dan opción de beber una jarra de agua del grifo en ciudades donde la calidad es óptima, como en Madrid

Y muchos clientes prefieren pedir agua embotellada para no quedar como unos rácanos.

Pero científicamente, bajo ningún punto de vista es mejor el agua embotellada que el agua que sale del grifo en España, aunque es cierto, que en algunas zonas el sabor de la del grifo es algo peor. El agua embotellada cuesta 300 veces más que la corriente.

En España se venden 51 millones de botellas al día, de las cuales sólo se reciclan el 25%. El resto tardan 500 años en descomponerse. Pero el caso más flagrante es el del agua embotellada de lujo Fiji, con un precio de aproximadamente 5€ el litro, que ha hecho fortuna entre los famosos y millonarios. Pero para llegar a España tiene que viajar 17.000km desde la polinesia, con la contaminación que eso genera y, en realidad, es exactamente igual en calidad que la que sale del grifo en Madrid.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de