Kone: la piratería del ascensor, el libro de Fernando Calderón ya está a la venta. Adquiéralo en info@misterascensor.com

Kone es una de las empresas de elevadores más importante a nivel mundial y la corporación más poderosa en su país: Finlandia.

Desde 1924 está en poder de la omnipotente familia Herlin.  Los ingresos anuales de Kone rondan los 5000  millones de euros y la plantilla comprende 33.800 empleados distribuidos en 800 filiales en 50 países. Kone fabrica ascensores, escaleras mecánicas, puertas y sistemas de descarga que comercializa en 80 países.

Su actual presidente es el señor ANTTI HERLIN quien heredó su cargo de su padre, Pekka Herlin, aquí lo ven con pinta de James Dean, pero fue un monstruo humano,  una mierda erguida y un cerdo de la peor calidad que tendría que haber sido esterilizado a tiempo.

Esto no lo decimos nosotros lo dice el hermano del presidente de Kone Nicklas HERLIN, hijo también de Pekka Herlin, a quien hacen referencia las palabras anteriores.

El señor ANTTI HERLIN, Presidente de Kone Corporation, y uno de los mayores  millonarios del mundo, no tiene bastante con saquear y robar en el sector de los ascensores, sobre lo cual daremos buena cuenta en sucesivos videos.

Además necesita controlar todo el círculo:  recibe subvenciones del gobierno finlandés por valor de 400.000 euros  para su ganadería de vacas. Un sumo delincuente afectado por unos extraños calentones financiados por el gobierno finlandés a base de subvenciones. Como si uno se fuera a disfrutar de los servicios de señoritas de esas que fuman y hablan de tú a los hombres y encima se lo pagara el estado. Todo un mecenas del pillaje y el robo de cuello blanco.

Nos choca que señor ANTTI HERLIN, heredero de un hombre sin escrúpulos,  pueda formar parte de un colectivo tan relevante y prestigioso como el club de BILDERBERG MEETING. Un club que si bien siempre tiene siniestras sombras sobrevolando sobre varios de sus miembros, no deja de ser una prestigiosísima asociación internacional.

Les ponemos un poco en situación: Tengan en cuenta que el cliente ya había firmado el presupuesto y pagado una parte del mismo, y que pasados 10 meses, los trabajos no se habían realizado aún. En ese momento, un operario de de la multinacional KONE junto con un ingeniero del departamento de Industria de la Generalitat, precintaron el ascensor por no tener el teléfono de emergencia programado, dejando a dos personas dependientes sin poder salir o entrar de casa. Una avería muy simple de reparar, que  cualquier operario con un mínimo de conocimiento tarda 15 minutos en resolver y por el que la multinacional KONE cobro mas 2.000€.

Esto es sólo una pequeña muestra de lo que Kone es capaz de hacer por facturar. Incompetencia, negligencias y sobrecostes son la seña de identidad de esta empresa.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de