Las autoridades españolas llevan varios días anunciando a bombo y platillo que ya nadie está muriendo por coronavirus en España. Las cifras oficiales registran 0 nuevas muertes por COVID 19 y el gobierno se muestra optimista de cara a una pronta recuperación de sectores devastados como el turismo o la hostelería. Sin embargo la realidad es otra. Las comunidades autónomas siguen reportando muertes que no acaban computando en las cifras totales.

Es más que evidente que el gobierno juega con las cifras reales de muertos buscando su propio interés. El número oficial de muertos por coronavirus es de 27.127 personas.

Si embargo hay varios indicadores que demuestran que eso es totalmente falso.

Por ejemplo, según el Instituto Nacional de Estadística, en lo que llevamos de 2020 en España han fallecido un total de 43.945 personas. Esto incluye a todas las muertes, accidentes de tráfico, laborales, muertes violentas, enfermadas y el propio coronavirus. A día de hoy, 3 de Junio, las muertes registradas en NIE ya han vuelto a valores equivalentes a 2019, sin embargo, en las semanas trágicas de marzo y abril, con el coronavirus golpeando duro, las muertes totales aumentaron un 24,1% respecto al año pasado. En Madrid el aumento es escalofriante: un  72’7% más de fallecimientos que en 2019.

Vayamos más al detalle, según las cifras oficiales ofrecidas por el ministerio de sanidad, el día con más muertes por coronavirus fue el 2 de abril, con 950 muertos. Si vamos a la gráfica MoMo, el registro de mortalidad diaria que elabora el NIE, vemos que ese día hubo  2753 muertes en total, pero dos días antes se alcanzó  el pico de mortalidad con 2.963 fallecidos el 31 de marzo. La media de fallecidos en España diaria en un año sin pandemia es de 1.172 fallecimientos. Eso significa que según los datos de NIE, el 31 de Marzo probablemente murieran de Coronavirus en España unas 1790 personas y no los 900 que informaron. Multipliquen eso por cada día de saturación de UCIS que vivimos hace sólo unas semanas.

Por si esto fuera poco, la  Asociación Española de Profesionales de los Servicios Funerarios, ha elaborado un informe en el que sostiene que el número real de fallecidos por coronavirus en España desde el 14 de marzo, hasta el pasado 25 de mayo es de 43.985. Osea, un 56,6% mayor que la reconocida oficialmente. 15.876 fallecidos por coronavirus no computados por el gobierno.

Estos muertos “desaparecidos” son los que fallecieron en residencias de ancianos, domicilios particulares y centros hospitalarios durante las primeras semanas de la crisis, cuando no se realizaban test de detección.

Los profesionales funerarios que han destapado este escándalo han decidido no publicar sus fuentes debido a las presiones importantísimas que están sufriendo por parte del gobierno. 

Es increíble que viviendo en un mundo donde tenemos acceso a tantos datos, el gobierno siga creyendo que nos puede engañar a todos, todo el rato. No se puede ocultar eternamente que la cifra de muertos real prácticamente dobla a la oficial.

Nosotros, mientras podamos seguiremos arrojando luz sobre la oscuridad en la que nos quiere enterrar este gobierno.

Seguiremos informando

avatar
  Suscríbete  
Notificar de