A pablo Iglesias no le gusta el sabor ni los efectos secundarios del Jarabe Democrático, tras años recentándoselo a los demás, ahora usa a la guardia civil para evitar recibir su dosis.

Varios efectivos del instituto armado han cortado el acceso a la calle donde está su Chalet en Galapagar para evitar que los vecinos vayan a sus puertas a manifestar su desaprobación.

Iglesias pensaba que él y los suyos eran los únicos con derecho a acosar a los políticos en sus casas, por eso ahora amenaza a sus rivales con enviarles sus hordas de fieles.

Por su parte Echenique ha dicho esto sobre el asunto “Es una dinámica muy peligrosa. No deseo que se generalice y le acabe pasando lo mismo a otras personas públicas como Pedro J, Ayuso, Casado o Abascal.”

Es muy grave que los líderes de un partido que está en el gobierno de España estén amenazando a otros políticos y periodistas españoles. Es algo que tristemente recuerda a lo acontecido las semanas previas al asesinato de Calvo Sotelo y el posterior estallido de la Guerra Civil en 1936, Cuando la líder comunista, Dolores Ibarruri “la Pasionaria” señaló públicamente a Calvo Sotelo como objetivo a abatir.

Que podemos usa métodos totalitarios no es ninguna novedad. Este es Fernando Barredo, un militante crítico de Podemos que hizo un discurso en el congreso del de Vistalegre, desacreditando la democracia interna del partido y especialmente a Pablo Echenique.

Atención a las caras de Echenique.

Meses después Barredo apareció así. Había recibido una brutal paliza en su casa por parte de alguien disfrazado de mensajero. El resultado fue  el tabique nasal roto, el orbital del ojo derecho reventado y varias costillas afectadas.

En un primer momento la policía detuvo a un miembro de Podemos y a su hijo como sospechosos del ataque, aunque finalmente quedaron en libertad. Después se dijo que todo fue provocado por un lío de faldas, pero la sombra de la duda sobre qué pasó realmente nunca ha desaparecido.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de