Si hay una industria que siempre ha sabido adaptarse a las circunstancias por difíciles que sean ha sido el narcotráfico. Incluso en estos momentos de pandemia mundial y confinamiento total, los narcos encuentran la manera de distribuir su mercancía.

La situación de confinamiento se hace especialmente difícil para los drogodependientes, que se ven en pleno mono y sin poder salir de casa, llevando la situación al límite con sus familiar y vecinos. De hecho, según la policía, el motivo de muchas violaciones del confinamiento se dan al salir a la calle a buscar droga, principalmente marihuana, hachis, cocaína, pastillas y en menor medida heroína. Fue muy famoso el caso de la abuela detenida en Navarra con doce dosis de speed en tres bolsitas, que en teoría guardaba para su nieta.

Pero sin duda la auténtica revelación para el narcotráfico en época de confinamiento ha sido el uso de los riders de Glovo y otras aplicaciones similares. Las búsquedas en internet de glovo cocaina han aumentado un 4500% y otras como glovo droga se busca un 350% más de veces.

El mecanismo es muy sencillo, Glovo, más allá de traerte tu kebab favorito a casa o la compra del super, tiene un botón mágico llamado “lo que sea” que permite que un rider de la empresa transporte un paquete de un punto a otro de la ciudad sin hacer preguntas. Sencillamente llega al punto de recogida, se lleva un bulto sin importar si en su interior hay una tarta de cumpleaños o un kilo de heroína y lo entrega en el punto de destino. Rápido y sin complicaciones. Además este tipo de transporte es completamente legal durante el confinamiento.

Dale al play para conocer casos reales de riders de Glovo que han descubierto que eran utilizados como mulas.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de