En el BOE del pasado Viernes, perdido entre cantidad de documentos y planes de desescalada para llegar a la “nueva normalidad” tan cacareada por Sánchez, se publicaron las subvenciones a los partidos políticos correspondientes al primer trimestre de 2020 y ¡oh sorpresa! Se trata de un  auténtico pastizal al que ningún partido ha hecho ascos.

Según el documento oficial, la subvención se distribuye entre las formaciones de acuerdo con los resultados obtenidos en las últimas elecciones. La “paguita” se abona en 12 mensualidades y tiene como objetivo atender a los gastos de funcionamiento ordinario de los partidos. Ya saben, pagar sueldazos, asesores, chóferes, lujosas sedes, viajes y si sobra algo, alguna propina a los medios afines.

Según vemos, las cifras son de escándalo, más si tenemos en cuenta la situación que esta atravesando el país, con muchas empresas condenadas a cerrar, autónomos sin poder salir a ganarse el pan y trabajadores a los que se les ha aplicado un ERTE, que aún no han cobrado más de un mes después.

Pero a ellos les da igual, los políticos a lo suyo… así el PSOE se embolsa casi 4 millones (contando PSOE y PSC), el PP más de 3 millones si sumamos su parte de Foro Asturias y Navarra Suma, pero es que VOX, el partido que se llena la boca con cerrar chiringuitos, se ha llevado más de 2 millones.

Por su parte Podemos y sus secuaces (En Comú, la marea, Izquierda Unida…) más de un millón y medio. Ciudadanos después de su batacazo electoral no alcanza los 750000 euros. Los independentistas catalanes, que no pierden oportunidad en menospreciar todo lo español, parece que no son tan reacios a aceptar el dinero del Estado, A Esquerra le han caído casi medio kilo y a los de Puigdemont casi 300.000 euros. Pero sin duda lo más ignominioso es que Bildu, los herederos de Eta, vayan a cobrar 166000 euros del país que odian.

Pero ojo, que esto es sólo lo correspondiente al primer trimestre, a lo largo de todo el año los partidos se repartirán 52’7 millones de euros: 14, 38 irán para el PSOE, 11,7 para el PP, 8 millones para VOX y casi 4 para Unidas Podemos.

Siendo realistas ¿qué porcentaje de todo este dineral se podría destinar a salvar la económica o la sanidad de España? ¿Por qué ningún partido ha rechazado cobrar aunque sea una parte de su subvención? Algunos anunciaron que iban a donar parte de este dinero a las victimas del coronavirus, pero sólo hicieron el anuncio, nunca se supo exactamente donde iba a parar. En el caso de Podemos sabemos que esas donaciones de los diputados acaban en el propio partido, ya que cada diputado cobra un sueldo de 2850 euros y el resto va a parar al partido. Santiago Abascal por su parte anunció que Vox iba a donar la subvención correspondiente a Marzo y Abril a “las victimas del coronavirus” así en general y sin especificar en que términos. Luego se dijo que está donación iba a ser de 236.000 euros, sin embargo si realmente donaran los dos meses de subvención la cifra debería ser de 1.300.000 euros, una cifra bastante superior.

Por otra parte algunos diputados de PP, PSOE, Ciudadanos o Vox han renunciado a sus sueldos o a parte de ellos para contribuir a la lucha contra la epidemia, pero a todas luces los partidos podrían donar mucho más si se ajustaran el cinturón y renunciaran a ciertos lujos.

Pero esta partida de la que les estamos hablando es una nimiedad si la comparamos con la cantidad de funcionarios públicos no esenciales que han estado cobrando sus sueldos íntegros sin trabajar. Si las empresas en necesidad han podido hacer un ERTE, por que no lo puede hacer el estado con aquellos funcionarios que han estado en casa sin poder trabajar. ¿Calculan el ahorro que eso significaría?

avatar
  Suscríbete  
Notificar de