El gobierno de España ha querido engañar al mundo como está tratando de engañar a los españoles y le ha salido el tiro por la culata.

Ayer el gobierno y sus palmeros sacaban pecho por una gráfica que había publicado la OCDE donde se situaba a España como el octavo país que más test habían hecho entre sus miembros, superando  a Alemania y dejando muy atrás a países como Estados Unidos, Francia o Reino Unido.

Hasta el propio Pedro Sánchez alardeaba de ello en Twitter.

La falsa  información la hizo pública el secretario general de la OCDE, el Mexicano Ángel Gurría y llamó la intención el énfasis que hacía en su comunicado, resaltando la buena posición de España, como si él, que debería ser alguien neutral, pusiera en valor el presunto buen hacer del gobierno.  

Pero más llamó la atención este detalle en la leyenda de la gráfica, donde se decía que la fuente para el estudio era la página “Our World in Data” de la universidad de Oxford, excepto en el caso español, donde la fuente era el gabinete de presidencia. Es decir el maquiavélico Iván Redondo.

De hecho ha sido un responsable de “Our World in Data” quien ha destapado el asunto: Los datos de todos los países de la OCDE se refieren a las pruebas PCR realizadas en laboratorio, sin incluir test rápidos ni test de serología para descubrir inmunizados. Sin embargo en la gráfica publicada a bombo y platillo por el gobierno socio comunista y por la OCDE, en el caso de España, se habían añadido también las recientes pruebas de serología, que forman parte del estudio estadístico que está llevando a cabo estos días el gobierno para conocer la magnitud real de la epidemia y que no tienen nada que ver con los test PCR. Si la cuenta se hace respetando las normas del propio observatorio, en España se habrían hecho 22,3 pruebas por 1000 habitantes y no 28,6 como se decía en la gráfica (donde se contaban PCRs + Test serológicos). Es decir que España descendería hasta el puesto decimosexto situándose por debajo de la  media de la OCDE y no en los puestos de cabeza.

Pero esta no ha sido la única polémica en cuanto al recuento de test de la OCDE. En la anterior gráfica publicada hace un par de semanas, no aparecía España, ya que no el gobierno no había hecho llegar los datos de test en ese momento al organismo, ya que, según indicaron, las  Comunidades Autónomas no habían proporcionado los datos a tiempo.

Pero veamos una cosa, podemos entender que el gobierno manipule la información para tratar de maquillar la nefasta gestión que está haciendo de la crisis. ¿Pero que saca la OCDE bailándole el agua al gobierno? ¿Quizá se ha debido a las presiones ejercidas por el embajador permanente de España ante la OCDE, el histórico socialista y miembro de la ejecutiva del PSOE Manuel Escudero?  Sin duda uno de los más fieles escuderos de Pedro Sánchez.

Ya sabemos que lo que son capaces de inventar los Escuderos de Sánchez con tal de enjabonar al gobierno, como lo hace en cada CIS el también hasta hace poco miembro de la ejecutiva socialista José Félix Tezanos.

En definitiva el gobierno está de suerte que aún no ha aprobado su controvertida ley anti bulos ya que sería curioso ver como se autoimpone una sanción por inventar noticias falsas para su propio interés.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de