La credibilidad del gobierno está por los suelos. Ha quedado demostrado que lo que dijo el jefe del estado mayor de la guardia civil en rueda de prensa no fue ningún lapsus, como nos quiso hacer creer el ministro del interior. Había ordenes explícitas de trabajar para minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno.

Así lo demuestra este mail enviado a los agentes y firmado por el propio José Manuel Santiago. El mensaje fue emitido entre los días 15 y 16 de abril  y en él se solicita expresamente a los guardia civiles la “identificación, estudio y seguimiento de […] campañas de desinformación», así como «bulos y fake news susceptibles de generación de estrés social y desafección a instituciones del Gobierno”

Curiosamente las mismas palabras que el Jefe del Estado Mayor se aseguró de leer correctamente durante la rueda de prensa.

Además el mensaje a las comandancias advierte de que se tiene prevista “la elaboración de un informe monográfico sobre las actuaciones de ciberseguridad de la Guardia Civil vinculadas al Covid-19 […] con la finalidad de ser tratado en próximas reuniones con el titular del departamento ministerial”.

El mail fue enviado a mandos de la guardia civil de toda España y podemos asegurar que sentó muy mal en el cuerpo, ya que ellos trabajan por la seguridad de todos los españoles, no para hacer el trabajo sucio de un gobierno desacreditado con más de 20000 muertos bajo su gestión.

También ha sentado muy mal en el cuerpo que el General Santiago no diera explicaciones al día siguiente y se limitara a resaltar su hoja de servicios individual, cómo si sólo él y no todo el cuerpo se hubiera enfrentado a la banda terrorista ETA durante años.

Pero no sólo hemos descubierto que el gobierno ha dado órdenes a la guardia civil para vigilar a los ciudadanos como si fuera la Stasi de la Alemania comunista, si no que también el ministerio de Sanidad, y no sabemos si otros organismos oficiales, está usando bots y perfiles falsos para tener más likes en las redes sociales.

Un truco barato y cutre que permite comprar “me gusta” en Facebook por parte de perfiles que no corresponden a personas reales, si no que son creados específicamente por empresas para engrosar de seguidores y de likes a las cuentas de sus clientes.

En este caso el cásting de los perfiles falsos parece que lo haya hecho el ministro Ábalos en una whiskería; Los perfiles a los que “les encanta” la publicación del ministerio siguen un mismo patrón: un nombre de usuario  extranjero en una cuenta vacía y sin otras interacciones, con una única imagen, la foto de perfil, de una mujer atractiva.

Normalmente, una publicación del Ministerio de Sanidad consigue entre 1.000 y 2.000 interacciones. Estas tres han logrado hasta el momento 25.000, 48.000 y 28.000, respectivamente.

Por supuesto el gobierno lo niega todo y llega a decir que se siente víctima de un ataque. Según ellos, habría sido un tercero (probablemente dirigido desde la oposición) los que habrían contratado estos perfiles falsos para lograr unos incrementos notorios en los likes y demostrar que eran de perfiles falsos, desacreditando así al gobierno. Cualquiera de las dos versiones son creíbles. Es muy fácil contratar estos servicios y por sólo 10€ puedes comprar 1.000 likes falsos.

Sea como sea, la credibilidad del gobierno está por los suelos y estos escándalos no hacen si no darles la puntilla.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de