José Luis Rodríguez Zapatero, aquel presidente que hundió a España en la más terrible de sus crisis económicas, que va por el mundo dando lecciones de superioridad moral y que ha sido el personaje clave en pacto entre PSOE y Podemos, se ha visto envuelto en un turbio caso de corrupción vinculado con el régimen chavista de Venezuela.

En los últimos años Zapatero se ha pasado largas temporadas como mediador en Venezuela, bueno, en realidad, lo único que ha hecho ahí es bailarle el agua al brutal régimen de Maduro, pasando por completo de los pobres venezolanos, bien, pues ahora se ha descubierto una vinculación más profunda de ZP con el país caribeño.

Según ha desvelado el diario EL Mundo, Raül Morodo, quien fue embajador de Zapatero en Venezuela entre los años 2004 y 2007 se apropió de 35 millones de euros provenientes de Petróleos de Venezuela.

El hijo del embajador y sus dos socios venezolanos afincados en España también estarían implicados en este turbio asunto.

Esos 35 millones sacados de la empresa petrolera venezolana (recordemos que es de titularidad pública) fueron enviados a cuentas bancarias suizas y panameñas, para luego ser introducidos en nuestro país.

Para liar más el asunto, Juan Carlos Cabrera, socio de Alejo Morodo, apareció ahorcado en un piso en Madrid. Él, exdirectivo de la compañía, fue quién firmó los contratos millonarios del diplomático socialista. ¿suicidio o asesinato? Tendremos que esperar a ver como avanza la investigación.

Los investigadores han hallado tres cuentas en suiza a nombre de la esposa de Morodo, abiertas tras el cese de su actividad como embajador español en Venezuela. De esta forma se ha encontrado una cuenta con casi 6 millones y medio de euros a nombre de María Cristina Cañeque, a la sazón esposa de Morodo, sin que se pueda justificar su origen.

De la misma manera se ha descubierto que una empresa domiciliada en la residencia familiar de Morodo, llamada MS Trading S.L posee activos inmobiliarios por valor de más de 5 millones de euros, lo que según los investigadores, constituye un “entramado bancario”.  

De acuerdo con la Fiscalía Anticurrupción el importe total del fraude podría ascender a los 38 millones de dólares.

A pesar que el expresidente Zapatero no parece tener una vinculación directa con el caso, sin duda no ayuda a mejorar su imagen en relación con Venezuela, donde es visto como un adulador del régimen.

quien ha recibido acusaciones de todo tipo por intentar defender a toda costa al dictador Nicolás Maduro.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de