Los reyes magos desfilaron el pasado domingo por casi todas las ciudades y barrios de España repartiendo regalos e ilusión entre los más pequeños.

Pero no en todas partes salió como estaba previsto, en Terrassa, Barcelona, el rey Melchor perdió la cabeza y empezó a lanzar los caramelos con una violencia inusitada  a los espectadores de la cabalgata desde lo alto de la carroza.

Parece ser que el motivo de la agresiva reacción del rey blanco fue que previamente algunos ciudadanos habían devuelto caramelos a Melchor impactándole en la cabeza, a lo que respondió desproporcionadamente arrojando indiscriminadamente caramelos a niños, padres y a quien tuviera por delante. Según algunos testigos, desde la cabalgata no solo se tiraron caramelos, si no otros objetos más contundentes con la intención de dañar a los que estaban abajo.

Lo curioso es que tras este incidente, el Ayuntamiento de Terrassa no hice mención alguna a la agresividad del rey mago y el Alcalde Jordi Ballart, les entregó la Vara de la Ciudad. Normal que muchos vecinos acabaran indignados con la actitud del Rey Mago y la pasividad del consistorio.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de