Esta noche es la última del año y tan tradicional como las 12 uvas es una cena con gran cantidad de mariscos en el menú.

Aquí van algunos consejos que hay que tener en cuenta a la hora de comprar el marisco:

El marisco fresco tiene que ser de costas españolas y siempre será más caro que el congelado, que suele venir del océano pacífico o índico. Muchas veces  los langostinos argentinos por ejemplo son criados en acuicultura, lo que hace que se puedan vender mucho más baratos y estar disponibles todo el año, pero la calidad baja sensiblemente respecto a los langostinos salvajes.

Si compramos el marisco vivo, siempre hay que ver si el animal reacciona ante un pequeño golpe, si en cambio está muerto, empezará a oler mal en seguida.

Las antenas deben estar tiesas y los ojos brillantes.

El marisco siempre se debe cocer vivo y acto seguido guardarlo en la parte más fría de la nevera cubierto por un trapo húmedo.

Si no lo vamos a consumir el mismo día o el siguiente, es mejor congelarlo.

Si lo compramos congelado debemos guardarlo inmediatamente en el congelador.

Si el bicho tiene las patas rotas no debemos cocerlo, ya que el el agua se filtrará en la carne.

Debemos comprobar siempre que las partes de las gambas o los langostinos estén bien unidos.

En contra de lo que mucha gente piensa, no es mejor las nécoras y centollos hembra que los machos.   

¿qué precios son los justos por el marisco?

El bogavante no debería costa más de 50€ si es Europeo y entre 20 y 30 si es americano.

El buey de mar debería costar 10 € el kilo.

El centollo 20€ el kilo

Y las nécoras entre 10 y 20€ dependiendo de si son congeladas o frescas.

El producto estrella es la langosta, si es Europea, será normal que nos pidieran hasta 100€ el Kilo, mientras que si es americana puede bajar hasta a la mitad de ese precio.  

Un carabinero auténtico puede costar sobre los 70€ fresco y los 50 congelado. Además debemos estar muy atentos para que no nos den otro crustáceo como si fuera carabinero.  

avatar
  Suscríbete  
Notificar de