Los Mossos d’Esquadra han detenido a un vecino de Vinaròs de 30 años por abuso sexual.

Lo curioso del caso es que la detención se ha producido en mitad de la autopista AP-7

En el polígono industrial Catalunya Sud de L’Aldea (Tarragona).

La policía catalana ha obligado a para el bus y ha entrado a detener al hombre tras recibir varias alertas al 112

El motivo es que una mujer había avisado en varias ocasiones que el hombre sentado a su lado le estaba realizando tocamientos de forma reiterada.

La policía actuó de forma muy rápida para detener al depravado en mitad del trayecto y puso al detenido en disposición judicial.

Seguiremos informando sobre este escabroso asunto.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de