Vinarós, un bonito y apacible pueblo costero en el norte de la provincia de Castellón, se ha visto sacudido por una noticia sorprendente: han detenido a dos personas acusadas de haber perpetrado un robo en un domicilio particular de la comarca del Baix Maestrat.

Hasta aquí todo normal ¿no? Unos kinkis o una organización internacional que allanan una morada para llevarse todo lo que puedan, pero la sorpresa radica en que una de las detenidas y enviada a prisión provisional es una conocida abobada de la provincia de Castellón. Una letrada aparentemente respetable que defendía a sus clientes y ejercía como abogada de oficio en los mismo juzgados donde ha prestado declaración como sospechosa.

La abogada y su compañero de fechorías están siendo investigados como autores de otros robos en viviendas que se han producido recientemente en distintas localidades de la provincia de Castellón.

La Guardia Civil dictaminará si la abogada y su cómplice actuaron aisladamente en este delito o si forman parte de una organización criminal dedicada desde hace tiempo a robar en domicilios particulares de toda la provincia.

Abogados delincuentes hay a montones, algunos muy mediáticos, pero usualmente sus delitos tienen que ver con su oficio, ya sea porque tienen relación con las actividades ilícitas de sus defendidos o porque usan los recovecos de la justicia para sus oscuros propósitos, pero no recordamos ningún caso de un abogado de oficio metido directamente en la delincuencia común

Seguiremos investigando sobre este caso y trataremos de descubrir que llevó a esta letrada a saltar al otro lado de la justicia.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de