Desde que se inició el Procés en Cataluña, muchas son las cosas que han empeorado en esa comunidad autónoma. La que otrora fue el motor económico de España y la vanguardia de la modernidad europea, hoy se paralizada desde 2012 por la obsesión de unos políticos que han olvidado que deben gobernar pensando en los ciudadanos.

Uno de los ejemplos más notables de esta decadencia lo encontramos en la sanidad pública. Por sexto año consecutivo, Cataluña se situa en la cola del informe sobre la calidad de los servicios sanitarios españoles que elabora la  Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp).

Mientras la consellera Alba Vergés está en no desafinar cantando els Segadors,  se constata que el gasto autonómico sanitario en Cataluña se ha desplomado en los últimos 9 años con una bajada de inversión de 3328 millones de Euros, según un informe publicado por la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales.

Esto significa que desde que empezó el procés en 2012 la sanidad catalana ha dejado de recibir casi un 30% de su presupuesto. Y no, España no “ens roba”. Lo que pasa es que los políticos independentistas están más interesados en seguir viviendo de la matraca del procés que en arreglar los problemas de los ciudadanos como bien reconocía el diputado de Junts x Cat Eduard Pujol en Radio 4.

Resulta evidente que este desplome de las inversiones tiene una directa relación con el procés y con la incapacidad del Govern de aprobar unos nuevos presupuestos desde 2017, teniendo que prorrogar estos durante dos años.

Esto repercute especialmente en las condiciones de trabajo de los profesionales de la salud, que han mostrado su descontento en numerosas huelgas y en las listas de espera, que han aumentado en un 23,5% (27.736 afectados más que en abril de 2018). Desde que “gobierna” Quim Torra, bueno, es un decir, la lista de espera para operarse ha aumentado un 10% (17.392 pacientes más) y las personas que aguardan una visita al especialista ya son 454.098. 

¿Es mucho pedir que podamos pasar página ya y empezar a gestionar el bienestar de todos los catalanes?

avatar
  Suscríbete  
Notificar de