El vapeo está sustituyendo al tabaco.

En España 600 tiendas contabilizadas de vapeadores. En 2017 la industria del vapeo facturó 70,5 millones de euros en nuestro país, un 28,2% más que el año anterior.

La última empresa en desembarcar en este mercado ha sido la todopoderosa Imperial Tobacco con su dispositivo My Blue.

Esta empresa  hace la misma publicidad agresiva que antiguamente hacían las tabacaleras. Si antes usaban a varoniles cowboys cowboy, hoy son hipsters multiétnicos.

Como pasó con el tabaco, poco a poco se van conociendo los peligros de esta nueva práctica: se han registrado más de 200 casos de problemas respiratorios derivados del vapeo. Incluso una muerte en Estados Unidos

Y casos de explosiones durante el uso.

Según la publicidad el vapeo sirve para dejar de fumar…. Pero en realidad lo que buscan estas empresas es que cambies de vicio y les des el dinero a ellos.

En este caso les sigas dando dinero a Imperial Tobacco, la cuarta tabacalera del mundo. En España bajo el nombre de Altadis comercializa muchísimas marcas de cigarrillos.

Los estudios demuestran que quien se pasa al vapeo no deja de fumar, si no que empieza a gastar en este nuevo artilugio.

En definitiva, nuevos productos que enriquecen y perjudican a los de siempre.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de