Sabadell, es la única ciudad catalana de más de 200.000 habitantes sin geriátrico público

Desde 2006 los vecinos de la co-capital vallesana están esperando la contrucción de una residencia para la tercera edad pública.

13 años donde el ayuntamiento y la Generalitat se han ido pasando la pelota eludiendo cualquier responsabilidad.

El anterior gobierno de la ciudad, de ERC y la Cup, pactó con el gobierno autonómico, que la construcción del geriátrico correría por parte del consistorio y esperaría que la Generalitat fuera abonando su parte después.

Tanto el nuevo gobierno municipal, del PSC, como las asociaciones de vecinos, consideran un parche que la ciudad deba pagar por un equipamiento cuyas competencias dependen de la Generalitat.

Según el acuerdo de 2006, el ayuntamiento cedía unos terrenos en el sur de la ciudad y la Generalitat construía el edificio. 13 años después esa zona es un solar donde aparcan camiones.

En 2012, pareció que el proycto iba a tirar adelante, ya que la Generalitat aprobó una partida de 30 millones de euros para la construcción de la residencia, que, finalmente acabaron destinados a otros gastos.

La situación está llegando a límites insostenibles, ya que más de 750 mayores están esperando plaza en una residencia de la ciudad. La lista de espera para una residencia concertada es de casi 3 años.

Sabadell tiene 1074 plazas de residencia para gente mayor, el 39% de las cuales son concertadas. Muy por debajo de la media catalana que es del 56%. Con estos números sobre la mesa es fácil deducir que una sola residencia no solucionará el problema.

A esto se une el envejecimiento de la población: Los mayores de 65 años son más del 18%, y un índice de dependencia de gente mayor de 28’6.

En definitiva estamos ante una pelea más entre administraciones donde los afectados son los ciudadanos, en este caso además un colectivo tan vulnerable como los ancianos, pero claro, ya sabemos que en Cataluña siempre hay cosas que merecen más atención.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de