Los consumidores de compras online residentes en el barrio del besos de Barcelona, se han quedado en las últimas semanas sin la posibilidad de recibir en sus casas los productos que habían adquirido por Internet.

El motivo que es Amazon y las empresas de reparto líderes MRW y Seur han dejado de repartir en una parte de la ciudad condal dada la crisis de seguridad que estamos viviendo este verano.

Los robos a repartidores se han convertido en el pan nuestro de cada día en la zona del Besos, fronteriza con Sant Adrià del Besòs y de la tristemente famosa barriada de la Mina.

Aunque oficialmente ninguna de estas compañías ha comunicado la suspensión de reparto en la zona y aseguran que la actividad es completamente normal, la realidad es que los vecinos tienen que recoger los paquetes en las sedes de las empresas en el cercano barrio del Poblenou. Según fuentes próximas a trabajadores de la empresa, estos tienen miedo y se niegan a repartir en el Besós.

Históricamente la Mina había sido uno de los barrios más conflictivos de Barcelona, pero en los últimos años había mejorado mucho su imagen, pero recientemente la seguridad ha vuelto a caer en picado. La falta de efectivos policiales y la irrupción de clanes la camorra napolitana afincados en Cataluña pueden estar detrás de este alarmante incremento de la inseguridad en Barcelona.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de