La Agencia Negociadora del Alquiler, empresa con mucha presencia mediática y famosa por las quejas de los usuarios sobre sus servicios, entre los que destacan prácticas abusivas hacia los inquilinos y desatención a los arrendadores, ha ofertado un piso en alquiler cuya principal característica es que para su completo disfrute, los inquilinos deberían medir menos de 1’60m. Así como lo oyen. El techo es tan abuhardillado que hace imposible llevar una vida normal a una persona de más estatura.

Es cierto que los españoles no destacamos por nuestra estatura, pero aún así la media de altura es de 1’76 para los hombres y 1’63 para las mujeres, por lo que un español medio, no podría vivir en ese apartamento. Que por otra parte no es ninguna ganga. 650 euros al mes por un piso de 50 m2.

Más allá de la anécdota, deberíamos preguntarnos si es lícito alquilar pisos en esas condiciones, o si las administraciones deberían regular un mínimo de condiciones para poner una vivienda en el mercado de alquiler.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de