Es este reportaje conocemos más de cerca el drama de los inmigrantes subsaharianos que venden en el top manta de las calles de Barcelona. Hablamos con Mamadou Hassane, un senegalés que lleva 10 años vendiendo en la calle en Barcelona, que nos cuenta como consiguió llegar de Senegal a Tenerife en cayuco. La conversación se corta inesperadamente por la intervención de la policía portuaria y los mossos d’esquadra quienes, con una violencia insólita, despejan el lugar.

Sin duda resulta chocante ver esas actuaciones policiales rozando la brutalidad en una ciudad cuya alcaldesa hace gala del famoso slogan “welcome refugees”. El tema de los manteros es un problema grave, pero actuar violentamente sólo es poner un parche en una herida sangrante.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de