¿Cómo se hacen los dulces que consumimos compulsivamente?

Hasta los años 60 las gominolas eran principalmente de menta y se usaban como remedio contra la tos.

Estos caramelos de goma con llamativas formas y colores están fabricadas con tres componentes básicos: azúcar, jarabe de glucosa, gelatina y colorantes.

Algunos colorantes producen hiperactividad y desatención en los niños

Pero lo que hace a las gominolas irresistibles para los pequeños es su su textura blanda. Esta se logra con la mezcla y la cocción del azúcar, el jarabe de glucosa y las gelatinas.

 Lo que mucha gente desconoce es que las gelatinas son de origen animal, principalmente bovino o porcino. Principalmente se obtienen a partir de los tuétanos, las articulaciones y las pieles de los animales.

Sin embargo, las gominolas tienen menos calorías que los caramelos convencionales, además la gelatina animal proporciona proteínas y no contiene grasas saturadas.  

avatar
  Suscríbete  
Notificar de