FUE DENUNCIADO POR COLECTIVOS FEMINISTAS EN NOVIEMBRE DE 2016

Benavent es una empresa de transportes con más de 20 años de experiencia en el sector cárnico ubicada en Alcazar de San Juan, Ciudad Real. Lo que hacía reconocible a la flota de camiones de la empresa, es que llevaban la figura de una mujer desnuda en los laterales de las cabinas, al modo de los antiguos mascarones de proa de los barcos, pero en versión softcore. 

En noviembre de 2106, diversos colectivos de feministas denunciaron este hecho como una manifestación machista, y casi dos años después el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Ciudad Real ha dictaminado que la imagen de la mujer desnuda es “humillante y vejatoria”, por lo que la empresa Benavent deberá eliminar de su flota de camiones la serigrafía con la imagen de la modelo desnuda en pose provocativa. El dueño de la empresa ejercerá su derecho de apelación ante la resolución.

la imagen de la polémica

Para Rafael Benavent, dueño de la empresa, “el caso es absurdo” y que “estos camiones están serigrafiados de tal manera desde el año 2002 “y que yo sepa no molestan a nadie”.

 Los colectivos feministas que realizaron la denuncia, en cambio, argumentan que el cuerpo de la mujer no tiene nada que ver con lo mostrado en sus camiones. “Nos preguntamos si al transportar carne, la mujer es considerada como tal y si ésta es la idea que quiere exteriorizar dicha empresa al hacer uso de esta imagen en su negocio”.

Como era de esperar, las redes sociales han ardido con esta noticia, muchas feministas han celebrado su logro, pero no han faltado las opiniones de personas que consideran esta decisión judicial un ataque a la libertad individual y se preguntan que hubiera pasado de ser un hombre el protagonista de la sergirafía.

Además se da el hecho que una de las acciones que ha caracterizado las nuevas protestas feministas son las marchas de mujeres desnudas usando su cuerpo como pancartas reivindicativas, cuando no otras acciones mucho más “explícitas”.

Miembros del colectivo feminista FEMEN manifestándose en Madrid

Vivimos unos tiempos complicados. Mostrar una mujer desnuda en actitud sexy puede ser una horterada de mal gusto, pero algo que debe quedar dentro de las opiniones personales. No se puede juzgar como muestra de patriarcado y opresión. ¿Aún hay margen para la perplejidad?

avatar
  Suscríbete  
Notificar de