La popular colaboradora (por decir algo) de Telecinco Belen Esteban ha denunciado en su cuenta de Instagram el hackeo de su WhatsApp, avisando así a sus contactos que si recibían mensajes desde su número, no era ella quien los enviaba. En la misma red social, Esteban publicó horas después una denuncia ante la guardia civil por suplantación de identidad.

Pero ¿que debemos hacer si somos nosotros los afectados por el hackeo? Lo primero de todo lo que hizo la rubia de Telecinco: denunciar ante la policía o la guardia civil y en la medida de lo posible que un agente realizara un análisis forense del teléfono, para tratar de dilucidar cómo han podido acceder al terminal y si continúan teniendo el control sobre el mismo.

Hay dos formas mediante las cuales un hacker puede acceder a tu teléfono, remotamente o mediante acceso físico a él. Para evitar que puedan entrar remotamente conviene tener siempre el teléfono y las aplicaciones completamente actualizadas. Si, por el contrario el usurpador puede tener acceso al teléfono, puede escanear el código QR para posteriormente usarlo en la plataforma web de Whatsapp, incluso sin estar bajo la misma red de wifi.

 La tercera opción es un ataque de phishinng mediante spyware (programas espías) que permiten tener el completo control del teléfono de forma telemática, algo mucho mucho más complejo, al alcance de hackers avanzados.

Una opción de usurpación, que está descartada en el caso de Belen Estaban, es el clonado de la tarjeta SIM. Pero en ese caso la aplicación Whatsapp quedaría automáticamente deshabilitada en el teléfono de la víctima.

Belen Esteban antes del incidente

Un consejo que hacen los expertos es usar la verificación de seguridad de dos pasos de Whatsapp.  Para activarla, hay que dirigirse a «Configuración» – «Cuenta» y seleccionar «Verificación en dos pasos». A partir de entonces el sistema requerirá un código si el usuario vuelve a registrar su número de teléfono en la aplicación.

avatar
  Suscríbete  
Notificar de